Establezca Un Lugar Para Sus Seres Queridos: Cómo Honrar Su Memoria Durante Todo El Año Por Psíquica Naytiry

Fecha de publicación 10/7/2019
Categoría: Destino y significado de la vida



No importa cómo y cuándo hacerlo, lo más importante es que, a lo largo de todo el año, y cada día, honres la memoria de los seres queridos.

Author's Photo por la Psíquica Naytiry x9627
Aunque la muerte no es antónimo de vida sino parte de ella, los seres humanos la sufrimos como una pérdida irreparable y, en muchos casos, como el final de la vida. Quienes hemos experimentado la pérdida de un ser querido atravesamos profundos y dolorosos abismos emocionales cuyos procesos de duelo no tienen parangón ni un esquema en particular, dado que cada pérdida es única e irrepetible. Lo que se va de nosotros es una existencia, una historia compartida, un SER con el que experimentamos idas y venidas, encuentros y desencuentros, aprendizajes que se resumen en una palabra: AMOR.


Y el AMOR no se puede olvidar. Aunque el tiempo los dejé atrás, aunque sin ellos la vida siga, y ya nada sea igual. Todos tenemos alguien por quien llorar, a alguien que recordar. Por más que ya no esté, aunque no vuelva más”. Cuando por fin se disipa el dolor insoportable y la tristeza profunda, nos queda el recuerdo, y ese es nuestro tesoro, uno que no queremos perder jamás.

Cada vez que nombro a mi madre Virginia, quien dejó el plano físico hace 22 años, recuerdo como si fuera ayer la última frase que me dijo antes de su última respiración: “aunque no me veas ni me escuches, yo estaré a tu lado toda la vida.” Y así, cuando recuerdo las últimas horas antes del desenlace inevitable, cuando al sentarme a comer recuerdo los ricos platos que nos hacía cuando niña, en las tribulaciones o felicidades, así como ahora, cuando escribo estas líneas y la rememoro, reconozco que, en lo más profundo de mi corazón, extraño al ser que me legó vida…Y me digo: “Cualquiera sea ese lugar del Universo donde te encuentres, ¡te extraño mamá! gracias por siempre seguir viva en mi”. Los ojos se llenan de lluvia y, en el agradecimiento que honra y ama, pienso cuán valiosas, importantes y trascendentes son las tradiciones, las relaciones y el afecto, dado que nos muestran valores fuertemente arraigados, que nos ayudan a mantener ese vínculo indisoluble e invisible.

Una de esas formas que nos muestran todo lo que podemos hacer para mantener viva esa conexión con el ser querido que se fue, es el Día de los Muertos, una muy completa tradición hispana para honrar la memoria de los difuntos; significa revivirlo con gratitud, mostrándole respeto, consideración, ofreciéndole reconocimiento y un lugar eterno en el corazón. Somos quienes somos en gran parte por las relaciones que han conformado nuestra vida, por las personas que marcaron de algún modo nuestra existencia, y ya no están físicamente. La relación continúa; no podemos ver, tocar o hablar, pero en nuestro recuerdo podemos reconocer y sanar aspectos de esa relación. Merecemos celebrar sus vidas y recordar siempre todo lo que ellos significaron para nosotros.

Sea que creas o no en el más allá, en la vida después de la vida, cuando realizas actos sencillos para honrar la memoria de tus seres queridos desencarnados, revives su presencia y el legado que ellos te dejaron.
Puedes, el Día de los Muertos o Fieles Difuntos, colocarle flores y encender una vela en honor a su memoria; también plantar un árbol, colocando en su base una placa con su nombre. Si la persona fallecida tenía un proyecto que no pudo terminar, completarlo en su nombre es honrar su memoria.

No importa cómo y cuándo hacerlo, lo más importante es que, a lo largo de todo el año, y cada día, honres la memoria de los seres queridos con gratitud por la vida que corre en tu propia humanidad.
Trae paz al corazón y sana.
 

Comparte esta página


Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debes ingresar a tu cuenta. Haz clic aquí para iniciar sesión

Comentarios

Ver todas las categorías de artículos