Lluvia De Estrellas: Buena Fortuna, Triunfo De La Esperanza por Psíquica Naytiry

Fecha de publicación 4/22/2019
Categoría: Destino y significado de la vida



El espacio está lleno de misterios; durante varias noches el cosmos nos regala un vistazo a las maravillas que hay fuera de nuestra atmósfera.

Author's Photo por la Psíquica Naytiry x9627
El espacio está lleno de misterios; durante varias noches el cosmos nos regala un vistazo a las maravillas que hay fuera de nuestra atmósfera. Algunas de éstas son las lluvias de meteoros. Puede que estés una noche mirando al cielo y, en algún momento, te sorprenda una luz brillante pasando ante ti a una velocidad vertiginosa. Popularmente se les llama estrellas fugaces. Cuenta la tradición que cumplen, con sus propiedades mágicas, deseos; para garantizar que un anhelo se haga realidad bastaría con pedirlo en los segundos que duran sus trayectorias. 

Siempre han fascinado al ser humano; las antiguas civilizaciones las contemplaban y creaban historias sobre ellas; representan un poder enigmático que nos transportan más allá de los confines del mundo. De hecho el Sol es una estrella, y como él, existen muchas en las galaxias. Aunque pueden verse estrellas en cualquier época del año, hay un mayor nivel de ocurrencia durante las llamadas lluvias de meteoros; tienen lugar cuando la Tierra pasa a través del sendero de polvo estelar que dejan los cometas a su paso. Dependiendo de la constelación de la cual provengan, así se nombran; Leónidas (Leo), Líridas, Acuáridas (Acuario), Perseidas, Dracónidas, Oriónidas, Táuridas (Tauro), Gemínidas (Géminis) y Úrsidas.

Como no son tan fáciles de ver se les otorga significado de buena fortuna, suerte, recompensas, regalos y protección; inspiran admiración, se piensa en ellas como entidades con poderes divinos. Muchos las consideran como ángeles; siguiendo esta asociación, pedir un deseo a una estrella es como hacer una oración, elevar una súplica que se desea sea escuchada por una entidad asociada a un matiz divino.

Famosas son la lluvia de las Perseidas, o Lágrimas de San Lorenzo (observables en el Hemisferio Norte entre 16 /Julio y 24/Agosto) en condiciones de poca contaminación lumínica; llamadas así porque en el año 258 este santo fue condenado a morir en una parrilla, sufriendo mucho dolor y torturas. Cuentan que en los días posteriores a su muerte, por la noche se veían infinidad de estrellas que caían del cielo; se creía que era un recordatorio del sufrimiento infringido.

En el Tarot, sistema simbólico universal, las encontramos como integrantes de la categoría de símbolos naturales que revelan semillas del crecimiento humano, el alma hablándonos mediante imágenes interiores, rico repertorio inconsciente que es posible utilizar para la transformación personal: El arcano III, La Emperatriz (el espíritu intuitivo), figura majestuosa, serena y silente, coronada de estrellas, sentada en su trono, que lo ve todo. El arcano VII, El Carro/El Triunfo (el espíritu victorioso), en él hay un toldo de estrellas que nos recuerdan la inmensidad de la creación, el hombre sobre el carruaje, revela confianza en sí mismo, vitalidad y carisma. El arcano 17/La Estrella/La Esperanza (el espíritu dotado de fe), nos muestra un cielo azul colmado de estrellas brillantes de donde surge una mujer (lleva un vestido ceñido del mismo color azul sembrado de estrellas) que toma una, y la levanta a modo de ofrenda.

Formula tu deseo, y celebra el triunfo de la Esperanza.
 

Comparte esta página


Deja tu comentario

Para poder dejar un comentario debes ingresar a tu cuenta. Haz clic aquí para iniciar sesión

Comentarios

Ver todas las categorías de artículos